Full text: Palacios Morini, Leopoldo: ¬Los mandatos internacionales de la Sociedad de Naciones

33 — 
politica nacional del Imperio." Realmente, la victoria fué 
del Centro católico; los liberales, con Bamberger, secun¬ 
daron. Bismarck exageró mucho la derrota, a la par que la 
explotaba grandemente: "Sin Samoa, nada de politica co¬ 
lonial, ni en el Pacifico ni en Africa , sobre todo, nada sin 
un verdadero "impulso nacional" (50). 
Asi, ya lanzado, el gran impulso iban a dárselo al Canci¬ 
Iler con la propaganda literaria colonial, cada vez mâs apre¬ 
miante, la lucha por las ventajas y la fortaleza politica fren¬ 
te al partido de la revolución, incluso la necesidad de com¬ 
pensar las cargas de las leyes obreras que pesaban sobre la 
industria liberal-nacional y católica; y hasta la "identifica¬ 
ción de los intereses financieros—asi personal como oficial¬ 
mente—del Gobierno, con las especulaciones ultramarinas" 
elementos poderosos que, reunidos en un general clamor, 
hicieron de Bismarck su espada y su escudo. No en vano se 
dijo que la diferencia entre el viejo y el nuevo mercantilis¬ 
mo estaba en que el Estado en aquél dirigia la economia, 
mientras que en éste es la economia la que dirige al Esta¬ 
do (51). El mismo anno de 1880 el Canciller convocaba el 
Consejo de Economia de Prusia, que pidió en seguida cien 
millones de marcos al Imperio para establecer colonias fue¬ 
ra de Europa. Y como la Convención de 28 de junio de 1882 
entre Inglaterra y Francia, a propósito de sus respectivas 
fronteras al Norte de Sierra Leona, hiciera sentir el peso 
de sus Aduanas al comercio alemán, especialmente a la 
Casa Woermann, Bismarck aprovechó la ocasión para re¬ 
querir sugestiones a las ciudades hanseâticas, que ya con¬ 
vertidas a su politica, respondieron puntualmente en 1883. 
Hamburgo, sobre todo, más explicita que Lubeck y Brema, 
pedia un Cónsul en la Costa de Oro; extensión de los Tra- 
(50) Véanse M. von Hagen y M. E. Townsend, libros citados. 
(51) M. E. Townsend, libro citado, páginas 109-113. 
Sobre el concepto del neo-mercantilismo, W. Sombart, Hochkapitalismus, ci¬ 
tado, pagina 63 y siguientes. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer