Full text: Sánchez Guerra, José: ¬La crisis del régimen parlamentario en España: la opinión y los partidos

asi para el politico encargado de una de las enfermedades 
del organismo social resulta más complejo darse cuenta de la 
dolencia que, una vez conocida, aprestarse a su curaciòn. 
Los remedios pueden dividirse en tres grandes catego¬ 
rias: 
1.a Que miran al nacimiento de las Cortes. 
2.4 Que tocan a su funcionamiento. 
3.* Que afectan a la relación del Parlamento con la So¬ 
ciedad y demás Poderes del Estado. 
Si las Cortes nacen con prestigio, funcionan con patriótico 
desinterés y alteza de miras, y firmes en su esfera de acción 
muéstranse respetuosas con la ajena, iquién desconocerä que 
el régimen parlamentario habrá cobrado enorme vigor y 
realce? Comprendemos que la realización de todo eso es im¬ 
posible, que la vida tiene impurezas con las que siempre serä 
preciso contar; pero ese es el ideal y hacia él hay que enca¬ 
minarse con la ley y la conducta, incluso con el acto mås sen¬ 
cillo, ya que no hay en la vida del hombre ninguno que sea 
indiferente a la Moral y al Derecho, y en todos hay un deber 
que se impone y que precisa cumplir. 
En la primera categoria de remedios se han establecido 
los que tocan a la organización del sufragio, los relativos a la 
extensión de éste y los que se refieren a lo que pudiera lla¬ 
marse asiento del sufragio, o sea la organización de los par¬ 
tidos politicos y el castigo de la corrupción. Indicaremos algo 
sobre cada uno de estos temas. 
El primero de los males que se observó fué el del absen¬ 
tismo, al que antes hubimos de referirnos. Mientras se creyó 
que la emisión del sufragio er a un derecho ejercitable a vo¬ 
luntad del poseodor, la ley no tomó precauciones para que se 
votase; pero realzado el sufragio, estimado como un deber 
social, el legislador le impuso como obligatorio. Hermosa 
doctrina! Pero la práctica nos dice que la obligatoriedad legal 
no ha disminuido la plaga de los ausentes. 
Las penas de prisión — que por no ser prâcticas no ha 
aplicado ningun pais — y las penas pecuniarias — en el can¬ 
tón suizo de Schaffouse se castiga al que no vota con un fran¬ 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer