Full text: Ruiz Jiménez, Joaquín: Nacionalización y municipalización de servicios colectivos

192 
Qué distantes aquellos dias, y por lo mismo qué Ilenos, 
al rememorarlos, de esa devoción intima que constituye en 
los ultimos anos de la existencia el asidero de las energias 
que se van, de las ilusiones que desertan, de los fervores 
por la idealidad nunca abandonada, que aun en la vejez pug¬ 
na por embellecerlo todo, por animarlo todo, por dar a todo 
cuanto en nuestro ser vive y alienta y de cerca o de lejos 
nos circunda, una positiva realidad de bien, de progreso y de 
justicia en el desarrollo de esta nuestra querida Espana, tan 
trabajada por el infortunio; como si fuera decreto providen¬ 
cial consagrar con la santa depuración de dolores sin medi¬ 
da los laureles inmarcesibles de su historia! 
Ah! Siento zcómo no he de sentirla? viva satisfacción al 
cumplir el deber que mi honrosisimo encargo me impone 
de saludar, de enaltecer al que, amigo de siempre, compa¬ 
nero de luchas, no en toda ocasión seguidas del triunfo, 
pero jamás desposeidas de impulso generoso, ahora viene a 
convivir conmigo bajo este hogar académico, donde se es¬ 
trella, sin conmoverlo ni inquietarlo, el oleaje de las pasio¬ 
nes politicas; donde el ánimo reposa, tras de las fatigas de 
combates sin término, en la serena investigación de la ver¬ 
dad, en la amorosa y dulce quietud de una sincera comuni- 
cación de doctrinas que trasciende con poderoso estimulo 
a nuestras continuas tareas, ya para levantar las cargas de la 
vida con el preciso esfuerzo, ya para infundir a los demás, 
en las varias direcciones de nuestro ministerio social, la en¬ 
senanza que adiestra, el ejemplo que conforta en los emba¬ 
tes del vivir diario. 
Destacar con elogio la figura del Sr. Ruiz Jiménez es 
obra por demås sencilla. Basta ofrecerla como la trazan sus 
propios actos, sin que para nada haya menester de comen¬ 
to ni de alabanza. El ha tocado la cumbre en diversas esfe- 
ras de la actividad humana por su propio y exclusivo esfuer¬ 
zo. De Concejal del Ayuntamiento de Jaén, su pueblo natal, 
fué ganando a pulso sus grados, hasta ser Alcalde de la 
Corte, Ministro de la Corona y Presidente del Consejo de Es¬ 
tado. Desde su modesta labor en periódicos locales, subió 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer