Full text: Montero Gutiérrez, Eloy: Crisis de la familia en la sociedad moderna

— 115 - 
El amor, segûn eso, es una verdadera pasión, que re¬ 
de en la sensibilidad, sujeta a los cambios de las impresio 
nes; y en este sentido es evidente que hay que aceptar la 
doctrina del divorcio; si la fidelidad va ligada al placer, no 
durarà el matrimonio sino lo que dure el placer, y en el mo¬ 
mento en que aparezca la necesidad de un sacrificio perso¬ 
nal, se desvanecerà el amor; ahora bien, de este modo se 
salvaran los hombres y los egoismos, pero habrá muerto 
el amor. 
El divorcio, por tanto, proviene de una concepción com¬ 
pletamente falsa del amor humano, al que se considera como 
un sentimiento personal y egoista. No hay más que un me¬ 
dio de amar: el trabajar uno consigo mismo para ser bue¬ 
no y menos egoista; el ponerse en el lugar de los otros para 
comprenderlos y para ser su guia y su sostén; el olvidarse 
de si mismo; el sacrificarse en aras del bien comûn, de los 
semejantes, de la sociedad, de la misma ley moral. 
Tal es la doctrina generosa, bella, humana, del amor cris¬ 
tiano, elevado hasta considerarlo como fluyendo del mismo 
Dios y embellecido con las galas de una familia nacida de 
un sentimiento noblé, que liga a los esposos, con un vincu¬ 
lo que nadie puede desatar. 
Y esta doctrina sublime esperamos que prevalezca en el 
mundo, cuando sus contrarios, al convencerse de las terri¬ 
bles consecuencias de los principios neomalthusianos y del 
divorcio vincular, sientan la necesidad de frenar, de hacer 
un alto en el camino; entonces volveran sus ojos a la es¬ 
cuela santa del Evangelio, porque solamente el Cristianis¬ 
mo, al informar la vida del hogar, sabrá ensennar a los hom¬ 
bres a amar con espiritu de generosidad, de abnegación y 
de sacrificio, imitando la obra del mismo Dios y constitu¬ 
yendo familias donde reine la paz y el verdadero amor (1). 
La escuela católica—dice Castán—ha tomado una acti¬ 
tud muy razonable, afirmando que una población numerosa 
es semillero de riqueza, siempre que esa población ponga en 
(1) Viollet: Pourquoi on divorce 
Max-Planck-Institut für 
as Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer