Full text: Silió Cortés, César: Maquiavelo y el maquiavelismo en España

muy diversos, reaccionaron de manera distinta. Además, sin negar 
méritos a Saavedra Fajardo, su estatura intelectual era menor que la 
de don Francisco de Quevedo, verdadero gigante al que muy pocos 
se pueden igualar. 
Los estudios politicos de Saavedra Fajardo se publicaron con pos- 
terioridad a los de Mariana y Quevedo. El tratado De Rege se impri¬ 
mió en Toledo, en 1599, y en Francfort, en 1611. La Espaua de fendi¬ 
da, de Quevedo, en 1609, y la Politica de Dios, Gobierno de Cristo, 
en 1617 y 1626. La Idea de un Principe politico cristiano repre- 
sentada en cien empresas, en Mónaco, en 1640, yen Milán, en 1642. 
Apunto esto para deducir que, cuando escribió su tratado politico, 
Saavedra, hombre de gran cultura, conocia seguramente las obras 
de Mariana y de Quevedo. 
Del Principe politico cristiano se ha hecho modernamente, 
por «La Lectura», una edición en cuatro volûmenes, con prólogo y 
notas de V. Garcia de Diego, que es de la que me sirvo (1). 
gORIGINALIDAD? 
Saavedra Fajardo dice que ha compuesto su obra «escribiendo en 
las posadas lo que habia discurrido entre mi por el camino», por si 
pudiese aprovecharlo el Principe y sennor natural a quien la dedica (2) 
y para que no se perdiesen «las experiencias adquiridas en treinta y 
cuatro anos que, después de cinco en los estudios de la Universidad de 
Salamanca, he empleado en las Cortes más principales de Europa, 
siempre ocupado en los negocios publicos, habiendo asistido en Roma 
a dos Conclaves; en Ratisbona, a un convento electoral, en que fué 
elegido Rey de los romanos el presente Emperador; en los cantones 
esguizaros, a ocho Dietas, y, ultimamente, en Ratisbona, a la Dieta 
general del Imperio, siendo plenipotenciario de la serenisima casa y 
circulo de Borgonna». 
El pensamiento y la elaboración de la obra han salido, segun su 
autor, de la experiencia propia; no de estudios librescos, menos aun 
de imitaciones de anteriores tratados, también escritos para ense- 
nanza de los Principes. Saavedra Fajardo dice que ha procurado «que 
sea nueva la invención, aunque después ha hallado ser ajenas algunas 
(1) Clásicos Castellanos. Madrid.—Ediciones «La Lectura». 1927. 
(2) Al Principe Don Baltasar Carlos, hijo de Don Felipe IV. 
Max-Planck-Institut für 
Ciencias Morales y Politic 
europäische Rechts
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer