Full text: Minguijón Adrián, Salvador: ¬Los intelectuales ante la ciencia y la sociedad

nuestra ensenanza de la historia no tiene el debido relieve. 
Todos los sucesos, y aun todos los datos, parecen tener la 
misma importancia, o tal vez se aplica la mirada con pre¬ 
dilección a los hechos menos importantes, y que por ello 
son menos conocidos y dan ocasión a lucir conocimientos 
especiales. 
Fichte no veia valor de experiencia en lo que llamaba 
«la historia vulgar». Entendia que de nada nos sirve sa¬ 
ber cuántas grandes monarquias y qué dia tuvo lugar tal 
o cual batalla. La verdadera experiencia, a su juicio, es la 
de la psicologia, es el conocimiento experimental del alma 
humana. Hay en este juicio un fondo de verdad: es la ne¬ 
cesidad de dar a la historia un sentido interior y profun¬ 
damente humano. 
En medio de los adelantos de la civilización, el factor 
patológico tiene una importancia que no debemos desco¬ 
nocer. Acaso esté uno de los factores de la neurosis en cier¬ 
ta literatura moderna, en esa abdicación del yo consciente 
y responsable, en ese empeno en diluir la personalidad, en 
disolver la unidad de la conciencia. 
Médicos ingleses y norteamericanos han avisado el pe¬ 
ligro que realmente lo es para el sano ejercicio de la inteli¬ 
gencia y para la vida misma de la civilización occidental. 
La carencia de asideros espirituales, las ansias insatisfe¬ 
chas y el desgaste producido por las condiciones en que se 
desenvuelve la civilización occidental se reflejan en las per¬ 
turbaciones del cerebro y en el desequilibrio del organismo 
fisico. Ya Lacordaire denunció la gravedad del mal, rela¬ 
cionándolo con la libertad de pensamiento. El doctor Saa¬ 
leby afirma en su obra Worry que las enfermedades ner¬ 
viosas y la locura aumentan rápidamente, y que su propa- 
gación coincide con la de la cadencia de las ideas éticas y 
religiosas. A estos testimonios podrian anadirse los de Dubois, 
Foerster : «No he encontrado—dice Allers—, hasta el pre¬ 
sente, caso alguno de neurosis en el que no se descubra, 
como ultimo problema y radical conflicto, una (si asi quie¬ 
re llamársela) cuestión metafisica no resuelta, la cuestión 
esencial; es decir, de su origen y destino ultimo ya se tra- 
te de sujetos religiosos o arreligiosos, católicos o acató¬ 
95 — 
Max-Planck-Institut für 
Real A 
Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechts 
geschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer