Full text: Minguijón Adrián, Salvador: ¬Los intelectuales ante la ciencia y la sociedad

nera de lo que se llama la literatura cinstantánea», ordina¬ 
riamente està acabado como autor, porque raramente o 
nunca puede dar a su obra la perfección a que aspiran los 
que no son periodistas. En varias ocasiones-continua 
Goetel-he tratado de ganar algun dinero publicando en 
los periódicos series de articulos escritos con toda la 
rapidez de que yo era capaz. Seguidamente he cons¬ 
tatado que el uso periodistico que habia hecho de 
ellos les habia infligido un golpe pensible. He necesitado 
no menos de un ano para deshacerme de los malos hábitos 
que habia contraido.» 
Es hora ya de hacer balance, aunque no sea definitivo, 
de las riquezas descubiertas por las distintas especialida¬ 
des y de esforzarnos por realizar una luminosa construc¬ 
ción sintética, en la cual los diversos conocimientos pene¬ 
trándose y completándose adquieran un sentido humano y 
divino a la vez. Todos debemos encontrarnos en una cien¬ 
cia filosófica, y esa ciencia debe ser como una madre que 
enviara a sus hijos a recoger flores por distintos caminos 
y cuando volvieran procediera a formar con mano inteli¬ 
gente y delicada la guirnalda en que cada flor ocupa su 
lugar, para contribuir a la belleza del conjunto. 
Injustamente, a nuestro juicio, se ha querido relegar la 
ciencia ya hecha a la categoria de ciencia muerta. La cien¬ 
cia que no tiene plena vida es la que se esta haciendo, por¬ 
que todavia es un feto (1).  Para qué la labor investiga¬ 
dora y constructiva de la ciencia, si una vez hecha se ha 
de desechar como despreciable? Cuando el investigador 
concluyé su labor es cuando su obra debe empezar a vivir 
en la humanidad. No se guisa y se adereza un plato para 
arrojarlo por la ventana o almacenarlo en la alhacena, pre¬ 
cisamente cuando está dispuesto a servirnos de alimento, y 
prácticamente la tesis se traduce en apartar nuestra consi¬ 
deración de lo más sustancial de la cultura. 
Se dice que la instrucción no baste, y que la educacion 
(1) Lo decimos çon la pena que nos produce discutir en esto, no 
en otras cosas, de un espiritu tan alto como el de don Julian Ribera, 
que subyugó nuestra admiración y nuestros mas cordiales sentimientos. 
— 93.— 
Max-Planck-Institut für 
leal Academia de Ciencias Morales y Politicas 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer