Full text: García Valdecasas García Valdecasas, Alfonso: ¬Las creencias sociales y el derecho

La tradición no es, pues, el depósito, el tesoro del pasado. Eso 
es, a lo mas, el objeto con que la tradición opera, lo entregado por 
tradición a la generación siguiente. Si hay tesoro que entregar, es 
gracias a que existe la tradición como acto y como actitud; porque 
hay sucesivos y acumulados actos de tradición, se ha podido ir for¬ 
mando ese tesoro. La tradición no es nunca la mera conservación y 
trasmisión de un acervo antiguo. Es, al contrario, y precisamente 
en cuanto acto de entrega, un acto de discernimiento estimativo, de 
selección positiva del saber adquirido. No sólo se hace tradición con 
lo recibido del pasado. También con la nueva verdad que se con¬ 
quista o con la nueva conducta que se crea se hace tradición; también 
ellas se entregan como saber o ejemplo a los demás para que se las 
incorporen y, a su vez, las trasmitan. Se dirá que también se tras¬ 
mite el error; pero ahi está, no como tal error. El supuesto de toda 
tradicion es la verdad o el valor que se encierra en lo que se trade. 
Naturalmente, puede resultar que no sea verdad o que no sea bueno 
aquello que es objeto de la tradición o que por mudadas circunstan¬ 
cias deje de serlo; pero seguirá siendo objeto de tradición mientras 
se le crea verdadero o bueno, y dejará de serlo cuando se le crea 
falso o malo. Una obvia, espontánea inferencia, nos conducirá a la 
convicción de que, si lo bueno es lo que ha de ser objeto de tradi¬ 
cion, la tradición, como herencia del pasado, tiene un contenido esen¬ 
cialmente bueno. Es la inferencia implicita en la actitud tradiciona¬ 
lista (15). 
La tradicion se nos revela asi como categoria fundamental de la 
vida social y como supuesto formal de que tenga la sociedad misma 
eso que llamamos historia. 
Sólo el proceso continuo de la tradición ha hecho posible nuestro 
ser y nuestro haber actuales, que nos diferencian de nuestros ante- 
pasados precisamente por ser herederos suyos. El pasado que ellos 
vivieron està presente en nuestro ser actual. Y es algo esencialmente 
constitutivo del ser humano esta su posibilidad de experiencia, tradi¬ 
ción y progreso, esta su perfectibilidad. 
El hombre es, pues, por esencia, un ser constitutivamente tradi¬ 
cional. Ese rasgo es el que le diferencia radicalmente del animal. En 
este conocimiento coinciden hoy las ciencias biológicas con las cien¬ 
cias sociales (16). 
2 4 
Max-Planck-Institut für 
y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer