Full text: Zumalacárregui Prat, José M.a: ¬La ley estadistica en economia

bajo la dirección de la inteligencia. El acto propiamente volun¬ 
tario excluye, de una parte, la obligación y la inconsciencia; de 
otra, la libertad. Porque la libertad (vamos a extendernos sobre 
ella a renglón seguido) es la negación de la determinación de la 
voluntad a una solución unica» (50). Y refutando a continuación 
el determinismo, anade: «Mas el determinismo puede interpre¬ 
tarse en dos sentidos. Segün unos, es absoluto y universal. Todo 
acontecimiento, sin exceptuar ninguno, halla su razón adecuada, 
es decir, necesaria y suficiente para su realización, en antece 
dentes favorables.» 
«Si éstos faltasen, todos o en parte, el acontecimiento no se 
producirá. Si se dan, acontecerà.» 
Pero otros observan que esta fórmula absoluta del determi¬ 
nismo rebasa los hechos establecidos. Todo acontecimiento está 
condicionado a ciertos antecedentes, es cierto, y, de faltar, no se 
producirá nunca; luego hay lazo de dependencia necesaria entre 
dichos antecedentes y la manifestación del acontecimiento que 
condicionan, aunque no esté demostrado que la condición nece¬ 
saria de un acontecimiento es siempre la condición suficien¬ 
te (51). «Si se producen actos libres, el determinismo absoluto 
está convicto de exageración; sólo el determinismo moderado 
es conciliable con la existencia del libre albedrio.» 
Mercier, como Mendive y como Balmes, y cito especialmen¬ 
te a Balmes por su posición personal dentro de la Filosofia cató¬ 
lica moderna, tiene muy buen cuidado en distinguir entre el 
acto voluntario necesario y el acto libre. 
«El acto libre es acto no necesario de la voluntad. 
El acto voluntario excluye la coacción; el acto libre la ex¬ 
cluye a fortiori. 
El acto voluntario necesario es determinado; el acto libre 
no lo es. «El acto libre es tal que, en presencia de todos los 
antecedentes necesarios para su producción, depende de la vo¬ 
luntad quererlo o no quererlo» (52). 
«La voluntad racional es libre—dice, por su parte, Balmes¬ 
Entiendo aqui por libertad la ausencia no sólo de toda coacción. 
sino también de toda necesidad intrinseca; para que haya liber 
tad no basta que nadie nos fuerce en lo exterior; es preciso, 
(50) Mercier: Ob. cit., pág. 96. 
(51) Idem id., pág. 97. 
(52) Idem id., påg. 99. 
142 
Max-Planck-Institut für 
encias Morales y Politicas 
Real Academe 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer