Full text: Conde, Francisco Javier: ¬El hombre, animal politico

ferentes realidades están y son unas respecto de otras, un sentido de 
la respectividad: de cómo unas cosas están respecto de otras, los hom¬ 
bres respecto de las cosas, los hombres entre si, la realidad ultima res¬ 
pecto de los hombres y de las cosas, etc. A este sentido de la sintaxis 
o respectividad de las diferentes realidades es a lo que yo llamaria 
idea de orden en su acepción primaria y fundamental. 
Esto quiere decir que el uso de la inteligencia va constituyendo 
un sentido o idea del orden. Conviene advertir en seguida que, toma¬ 
da en su estadio primario, esta idea del orden es perfectamente rudi¬ 
mentaria. La historia de las religiones nos ensenna que, para la mente 
arcaica, la realidad entera forma un conjunto inescindido. El gran 
historiador Eliade insiste temáticamente, con razón, en el carácter 
sintético que tienen todos los actos del hombre arcaico dotados de 
significación. Por ejemplo, los actos religiosos?. La intuición de la 
realidad que tiene el hombre primitivo es global. La inteligencia de 
la realidad empieza siendo inteligencia global. El uso de la inteligen¬ 
cia, el trato con la realidad, va paulatinamente escindiendo unas de 
otras las diferentes realidades, va decantando lentamente la idea de 
su respectividad, va "poniéndolas en orden" a unas respecto de otras. 
El uso de la inteligencia va constituyendo un sentido del orden. Ese 
sentido varia muy lentamente y en él se van insertando diferentes 
ideas y conceptos. 
Demos un paso adelante. Dentro de una mentalidad concreta, la 
idea de sintaxis que le es propia informa decisivamente la manera de 
sentir y de entender la respectividad del hombre con los demás hom 
bres, es decir, el mundo interhumano. Esto es lo primero que nos 
importa subrayar: la conexión estructural entre la idea de sintaxis 
propia de una mentalidad y su idea del orden interhumano. Por¬ 
que, en efecto, de la misma manera que el trato con las cosas va 
decantando en el hombre un sentido de la realidad, el trato con los 
demás hombres, la socialidad o convivencia, va constituyendo una 
idea del orden interhumano, lo que en términos primarios y funda¬ 
mentales podemos llamar “idea social' o “idea de lo social". La con¬ 
vivencia deja en los que conviven la idea de su realidad social, una 
idea social. Ahora bien, esta idea primaria de lo social, por rudimen¬ 
taria que sea, Ileva siempre dentro un ingrediente singular: la idea 
Eliade, Tratado de historia de las religiones. Traducción espanola, Madrid, 
1954, págs. 157 y sigs. 
23 
Max-Planck-Institut für 
Real Ace 
ias Morales y Politicas 
päische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer