Full text: Diego Carro, Venancio: Derechos y deberes del hombre

quod inter eos qui communiter et ex indiviso aliquid possident, 
frecuentius iurgia oriuntur". 
Nôtese cómo el Santo emplea siempre el comparativo, más so¬ 
licito, mas ordenada y pacificamente, para justificar la división 
de la propiedad. Quiere decir con ésto, que, si bien, en absoluto, 
podria darse la comunidad de bienes, y ahi están las Ordenes 
Religiosas para probarlo, prâcticamente no es viable, dada la 
condición del hombre. Con el comunismo no es posible esa paz 
y orden que anhela el Doctor Angélico; tampoco seria posible 
salvar muchos Derechos naturales del Hombre. La verdad es que 
para ser comunistas verdaderos y de hecho, no teóricos, hace fal¬ 
ta empezar por ser frailes, y no vemos que estén los rusos y sus 
amigos en ese plan, ni lo estarán nunca. Consciente la Humani- 
dad de los egoismos del Hombre, se impuso la división de la pro¬ 
piedad como un supuesto necesario a la convivencia social. El De¬ 
recho natural, advierte aqui Santo Tomás er su respuesta a la 
tercera objección, no determira cómo debemos hacer efectivo nues¬ 
tro dominio sobre las cosas exteriores, si en comun o divididas; 
ésto se ha hecho por acuerdo de los hombres; es fruto del Dere¬ 
cho de Gentes (58). 
Cuál es la fuerza de este Derecho? El Doctor Angélico se 
remite aqui a la q. 57, art. 2 y 3, donde trata de la división del 
Derecho y del carácter del Derecho de Gentes. Después de acep¬ 
tar (art. 2), la división genérica del Derecho en Derecho natural 
y Derecho positivo, se pregunta en el art. 3, si el Derecho de Gen¬ 
tes difiere del Natural. Aunque este articulo haya sido diversa¬ 
mente interpretado, es indiscutible que para Santo Tomás la di¬ 
ferencia entre los distintos Derechos y Leyes nace de la distinta 
manera de adecuarse y derivarse de lo natural. Toda Ley y todo 
Derecho para ser justo debe ajustarse, y se nos perdonara la re¬ 
dundancia por lo exacta y expresiva, a lo natural. Este ajuste pue 
de ser de varias clases y de ahi las distintas clases de Leyes y De¬ 
rechos. Si se trata de un ajuste total y absoluto, estamos dentro 
(58) Ibid., art. 2, ad. 1. "Communitas rerum attribuitur iuri naturali, non 
quia lus naturale dictet omnia esse possidenda communiter, et nihil esse quasi 
proprium possidendum; sed quia secundum Ius naturale non est distinctio pos 
sessionum, sed magis secundum humanum condictum, quod pertinet ad lus 
positivum, ut supra dictum est, q. 57, art. 2 et 3. Unde proprietas possessionum 
non est contra lus naturale, sed luri naturali superadditur per adinventionem 
rationis humanae.' 
Max-Planck-Institut für 
Real Aca 
prales y Politicas 
eschichte 
ropäische
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer