Full text: Olariaga Pujana, Luis: ¬La orientación de la politica social

toricas tan considerables como Don Alvaro y su tiempo, Isabel la 
Católica y Maquiavelo y su tiempo, consagró sus brillantes dotes 
de pensador y de gobernante a la organización de la ensenanza en 
Espanna, y, sobre todo, de la ensennanza superior. Fué Silió quien, 
secundando a aquel eximio gobernante que se Ilamò D. Antonic 
Maura, inició, como Ministro de Instrucción Publica, una profunda 
reforma de la Universidad Espannola. Aquella reforma quedô inte¬ 
rrumpida en sus comienzos no por voluntad de Silió, sino de los 
muchos azares de la politica espannola. Pero Silió puso un pròlogo 
a la posible autonomia de la Universidad, que no podemos menos 
de recordar con gratitud cuantos catedráticos participabamos en¬ 
tonces de las mismas ideas y veiamos en ellas la posibilidad de 
mejorar sustancialmente la creación de la cultura superior en nuès 
tro pais. Silió no creia, como no creia Maura, que la Universidad 
espanola era perfecta, y que bastaban unos titulos sonoros para 
crear cultura profesional e investigadores de la ciencia. Sabia que 
los medios con que contaba Espana para esos altos menestères 
eran menquados; habia pocos maestros verdaderos y pocos medios 
materiales para dotar centros de ensenanza universitaria, y préten¬ 
dió concentrar esos escasos elementos en unas pocas Universidades 
buenas. 
La concentración no pretendia hacerla por via politica, sino poi 
medio de selección natural. El poder pûblico se limitaria a esta¬ 
blecer un severo regulador cientifico de las Universidades autô¬ 
nomas, creando unos tribunales selectos ante los cuales hicieran 
su examen de Estado los alumnos de las Universidades autónomas; 
y automaticamente iria desplazándose la población escolar hacia 
los centros de ensenanza que mejor garantizasen el éxito en la difi¬ 
cil prueba final. Como el desarrollo de las Universidades quedaba 
reducido a los recursos de las matriculas, irian desapareciendo 
paulatinamente las Universidades que no tenian razón de existir 
o en las que no se hacia el suticiente esfuerzo para formar apro¬ 
piadamente a los candidatos a la licenciatura, concenträndose el 
profesorado, asi como los medios materiales de los centros que 
desaparecian, en las Universidades sólidamente establecidas. La 
prueba era dura, ciertamente. Era dura para muchos intereses lo¬ 
cales y para muchas conveniencias privadas; pero también era evi¬ 
Max-Planck-Institut für 
Real Aca 
Morales y Politicas 
europäische Re 
chtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer